Red Internacional para la Defensa de los Derechos Humanos y el Medio Ambiente

Cuando el mundo pasa de ser un pacificador a un guerrero, cuando las grandes potencias llevan sus armas y sus soldados a los países del Tercer Mundo para destruirlos y explotarlos, bajo el amparo de múltiples pretextos, es preciso hablar y elevar nuestra voz en defensa de los derechos humanos. Las instituciones no tratan al hombre como individuo y puesto que tenemos muchos conflictos que precisan de una clara defensa, una de las mejores fórmulas de trabajo puede ser a través de una organización de derechos humanos, bajo el amparo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que estableció los principios del derecho internacional en 1948, después de la Segunda Guerra Mundial, debido a la gran cantidad de homicidios, destrucciones y desplazamientos producidos como consecuencia de la misma.

Si no existiesen guerras o asesinatos  que pueden acabar con las criaturas vivientes, si no hubiese explotación de los fuertes  sobre los débiles, posiblemente no existiría la necesidad de estas organizaciones de derechos humanos.

Por todos estos motivos, se creó la Red Internacional para la Defensa de los Derechos Humanos y el Medio Ambiente, fundada en 1998 como organización sin fines de lucro, teniendo las actividades desarrollada por la entidad su propia autofinanciación. La organización mantiene contactos con Amnistía Internacional, UNICEF y otras muchas organizaciones internacionales, para transmitir historias sobre vulneración de los derechos humanos, cubriendo los acontecimientos más importantes que acontecen en el mundo acerca de la conculcación de los derechos humanos, con miembros cooperantes en diferentes países.